Rehab. edificio en esquina

Diferentes estilos de vida en una vivienda de altura

 

Un apasionado de la cocina para amigos y un joven con ganas de llevar una vida semi-independiente son los principales puntos de partida de la rehabilitación de este edificio de 5 plantas que, además, era necesario que quedase conectado a la vivienda vecina por circunstancias  familiares.

 

De entrada, el numero de plantas no facilitaba demasiado la funcionalidad global del edificio, lo que nos llevó a sugerir a la propiedad la opción de incorporar un ascensor que rápidamente fue aceptada i alabada.

 

Una vez superado el obstáculo de la altura el resto de objetivos los tuvimos claros, la cocina ocuparía el mejor sitio del edificio, en la planta baja y en doble espacio con la zona de comedor para los amigos, y el habitáculo del hijo subiría hasta la planta más elevada para conseguir la independencia buscada.

 

El encanto del edificio original, al que se fue desnudando de elementos superfluos, junto al exquisito criterio i gusto de la propietaria en la decoración acabaron dando un resultado excelente del que disfrutan plenamente cada día sus habitantes.

Datos técnicos